Jo mateix

Jo mateix

Me considero un fotógrafo todoterreno, ya que he trabajado en casi todo dentro de esta bonita profesión: he fotografiado pasarela de moda, backstage, partidos de fútbol, circo, arquitectura e interiorismo, producto y bodegón, fotografía publicitaria, retratos comerciales y más personales, viajes, eventos de todo tipo, grupos musicales (tanto en directo como para portadas de discos) y, por supuesto, bodas.

Yo diría que la fotografía de bodas es mi entorno natural, donde he pasado más tiempo y la que conozco mejor. Tanto a nivel técnico como litúrgico y emocional. Creo empatizar perfectamente con mis clientes. Una boda es algo muy especial. Es una fiesta única en la vida de 2 personas, donde se junta toda su historia. Está toda la familia, los amigos de diferentes procedencias y épocas... Las emociones vividas en una ocasión tan exclusiva son dificiles de igualar.

Soy bilbaíno. Viví allí hasta el año 2000, cuando me mudé a Barcelona buscando el sueño que llevaba persiguiendo mucho tiempo: convertirme en fotógrafo profesional a tiempo completo. Desde entonces vivo aquí, junto al mar Mediterráneo. Añoro mi tierra, por supuesto. Pero tengo la suerte de poder visitarla regularmente gracias a, entre otras cosas, que no he parado de hacer fotos de bodas allí también.

Debido a mis circunstancias geográficas, podría decir que mis dos centros de operaciones a nivel profesional son Barcelona y Bilbao. Pero para trabajar me desplazaré allí donde haga falta. Me he movido por toda España fotografiando bodas (Madrid, Pamplona, Mallorca, Palencia, Galicia, Marbella, Cadiz, Santander, Donosti, Zaragoza...) y por el extranjero (Berlín, Londres, Gante en Bélgica, la Toscana italiana...).

Considero que cada boda es un momento único e irrepetible. Ya he fotografiado cerca de 200 bodas. No obstante, para mí cada boda implica empezar de nuevo. Los protagonistas son únicos y su relación la más especial del mundo (al menos ese día lo es para mí). Mi trabajo consistirá en reflejar lo que va a suceder el día de la boda de la manera más fiel y hermosa posible, y crear una colección de imagenes que perduren en el tiempo y que transmitan el recuerdo de esos momentos para siempre.

Supongo que habréis notado que me encanta mi trabajo. Por lo tanto, no dudéis en contactarme por email o teléfono para comentar cualquier cuestión con respecto a vuestra boda. Estaré encantado de atenderos. Y si contáis conmigo como fotógrafo de vuestra boda, me sentiré honrado. Gracias por vuestra atención. Un abrazo.

Ricardo